Vasectomía

Cabecera1

 

¿Qué es?

La vasectomía consiste en la sección y ligadura de los conductos deferentes. Como consecuencia, en poco tiempo el semen eyaculado no contiene espermatozoides.

Es un método de control natal que, aunque puede ser reversible en casos excepcionales, generalmente es permanente. La tasa de fallos no supera el 0.5 %.

 

Procedimiento

Bajo asepsia (que debe incluir afeitado del campo operatorio) y anestesia local, hacemos una pequeña incisión en la parte anterior del escroto o bien dos laterales. Los conductos seminales (o deferentes) se sacan a través de la incisión, se cortan y se ligan tras extraer un segmento, de forma que los dos extremos de cada conducto quedan anudados y separados entre sí. A continuación se introducen nuevamente los conductos en el escroto.

El sangrado es mínimo y la herida suele requerir algún punto, aunque a veces no lo precisa. Se recomienda no haber tomado antiinflamatorios (como la aspirina) por lo menos una semana antes y después de la operación, porque pueden incrementar el riesgo de sangrado.

Por otro lado, es recomendable no mantener relaciones sexuales, por lo menos, una semana posterior a la operación. Asimismo, deberá hacerse una prueba de espermatozoides después de unas 20 relaciones sexuales o dos meses; durante ese lapso deberán usarse métodos anticonceptivos.

 

vasectomia

 

Otras consideraciones

  • No existe la llamada “vasectomía reversible”, toda vasectomía se hace con ánimo de irreversibilidad. Si tiempo después de realizarse la vasectomía el varón desea tener descendencia, tendría que someterse a una nueva operación. Se trata de la vasovasostomía, o bien una biopsia testicular, a fin de obtener espermatozoides y fecundación artificial.
  • Es conveniente llegar rasurado al quirófano.
  • Se recomienda llevar calzoncillos ajustados y pantalones anchos. Así se evitará el movimiento de los testículos al andar y el roce del pantalón.
  • Es conveniente no realizar ejercicios físicos intensos durante un par de semanas tras la operación.
  • No produce ningún cambio hormonal ni sexual. Sólo impide el paso de los espermatozoides hacia el líquido seminal.
  • Después de una vasectomía no se pierde la eyaculación, pues el semen no se produce en los testículos, sino sólo los espermatozoides.

 

 Cuidados y recomendaciones tras la intervención

  • Tiene una o dos incisiones en el escroto cubiertas con un pequeño apósito que se lo puede quitar al día siguiente a la intervención.
  • Los primeros días utilice un slip que le quede ajustado para que comprima la zona.
  • Antes de abandonar el Hospital, le daremos por escrito un informe sobre la intervención practicada.
  • Puede ducharse al día siguiente a la intervención, dejando correr el agua por la herida, séquela bien y aplíquese betadine.
  • Si durante las horas siguientes a la Intervención nota dolor, puede tomar el analgésico que use habitualmente siempre que no sea o contenga Acido Acetil Salicilico (aspirina), ya que puede hacer sangrar más por la herida. Puede tomar Gelocatil, Termalgin, Nolotil, etc.
  • Si presenta fiebre de más de 38ª o dolor intenso que no cede con los analgésicos habituales, acudirá al Servicio de Urgencias del Hospital
  • Los puntos se caen solos, debiendo mantener la herida limpia y seca
  • Debe continuar con las medidas anticonceptivas que esté utilizando hasta ahora, durante unos 2 meses. Luego acudirá a su urólogo para realizarse un espermiograma con el fin de asegurar que ya no hay espermatozoides.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR