RTU de próstata clásica y plasmoquinética

Cabecera1

 

Información que debe saber si es sometido a una resección transuretral de la próstata.

 

Antes de la intervención quirúrgica

Usted ingresa el día de la operación, para ello una vez levantado realiza un lavado de cuerpo entero, un desayuno normal o ligero, nunca copioso, tras el cual ya no podrá ingerir alimento sólido ni líquido, a no ser que le haya indicado el médico alguna otra orden.

Tras su aseo personal, se deberá poner una lavativa que previamente ha adquirido en la farmacia con el fin de mantener la ampolla rectal vacía y asegurar más limpieza quirúrgica.

Atenderá los consejos y recomendaciones que le haya dado el Anestesista como, por ejemplo, retirar alguna de las medicaciones que estaba tomando, o tomar otras nuevas.

Con la hoja de ingreso que se le ha dado en la consulta y equipo personal que considere necesario acudirá al hospital donde será atendido por nuestro personal especializado.

 

En el quirófano

Una vez en el quirófano será recibido por el Anestesista y equipo de enfermería, se le canalizará un vena periférica y se le anestesiará (normalmente de medio cuerpo para abajo o anestesia raquídea).

La operación consiste en introducir por la uretra un instrumento que denominamos resector con el que vamos extirpando, corte a corte, la parte de la glándula prostática que a usted le molesta y dificulta su micción.

 

RTU

 

La duración media suele ser de sesenta minutos.

El tejido extirpado será remitido a anatomía patológica para su análisis.

 

Después de la intervención quirúrgica

Será trasladado a la zona del despertar con sueros y una sonda urinaria. Necesitamos que fluya la orina y entre líquido para lavar sin que se formen coágulos, ya que la orina estará con sangre como consecuencia de la operación.

Una vez confirmado que sus constantes vitales y su estado general son los adecuados será trasladado a su habitación donde pasará los siguientes días hasta su alta hospitalaria.

Se le darán calmantes, antibióticos y medicación según pautas medicas.

Por la mañana siguiente comenzará a probar dieta de forma progresiva.

Podrá deambular prontamente dependiendo del color de su orina, No debe asustarse si ésta es de color rojo, ya que es normal tras la intervención. Usted estará controlado en todo momento y se le realizarán análisis y otras maniobras dependiendo de la evolución postoperatoria.

Los días de ingreso suelen variar entre los 3 y 5 días, tras los cuales y tras la retirada de la sonda urinaria se le dará el alta.

Ya en su casa, continuará varios días tomando antibióticos.

 

Puede que tenga algunos de los siguientes síntomas

Molestias urinarias de tipo irritativo, orinas de color rojo (deberá aumentar la ingesta hídrica y restringir la movilización), orinar con más frecuencia de lo que para usted es habitual (esto persistirá hasta que la irritación local por la operación haya cesado), sangrado retrasado tras varias semanas de la operación (es debido al desprendimiento de escara en el lecho quirúrgico).

Finalmente como complicaciones de la técnica se han descrito estrechez uretral (5%), esclerosis de cuello vesical (3% más frecuente en las próstatas más pequeñas), eyaculación retrograda (70%) o disfunción eréctil (menos del 5%).

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR