Pieloplastia laparoscópica

 

¿Qué es?

La pieloplastia laparoscópica es una cirugía indicada para corregir la obstrucción o estrechamiento del uréter (tubo que drena la orina desde el riñón a la vejiga) en el sitio donde éste se une al riñón.

Esta alteración (llamada obstrucción de la unión pieloureteral) puede ocasionar dolor, litiasis (piedras), hipertensión y deterioro de la función del riñón.

 

Beneficios

Es un procedimiento muy seguro hecho con una técnica mínimamente invasiva, permitiendo al paciente una estancia hospitalaria corta, una recuperación más rápida y los resultados son equivalentes cuando son comparados al procedimiento abierto tradicional.

 

¿Cómo se realiza?

La pieloplastia laparoscópica se realiza a través de 3 a 4 pequeñas incisiones en el abdomen. Consiste en recortar el área obstructiva y unir nuevamente la pelvis del riñón con el uréter.

Un tubo de plástico (llamado catéter ureteral) se coloca en el uréter como soporte de la unión hecha durante la pieloplastia. Este tubo se deja durante 4 semanas y es retirado en el consultorio mediante cistoscopia flexible.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR