Láser verde

 

Tratamiento de la HBP

En el Hospital Quiron Bizkaia ofrecemos a nuestros pacientes con síntomas prostáticos un sistema muy seguro basado en la última tecnología. Se trata del nuevo láser verde (GreenLight XPS) de alta potencia que ofrece excelentes resultados y es tan eficaz como la cirugía tradicional de la próstata.

El GreenLight XPS emite una luz verde con una longitud de onda de 532 nm y una potencia de 180 vatios que permite vaporizar el tejido prostático que comprime el conducto de la orina (uretra).

 

¿Cuáles son las principales ventajas del láser verde?

 

  • No produce sangrado

El efecto de fotocoagulación del láser verde hace que sea una técnica muy indicada en   pacientes con antiagregantes y anticoagulantes.

 

  • La hospitalización

El paciente no suele superar las 24 horas, se le da el alta sin sonda y puede reanudar sus actividades habituales a los 2 ó 3 días evitando realizar esfuerzos.

 

  • Alivio inmediato

Se produce un alivio inmediato de los síntomas con importante mejoría del flujo urinario.

 

  • Sin más cirugías

Los resultados se mantienen a largo plazo y no se necesitan nuevas cirugías sobre la próstata.

Menos de un 1% ha referido disminución de la erección.

 

Principales diferencias con la RTU

 

El nuevo láser verde (GreenLight XPS) es un procedimiento mínimamente invasivo que no produce necrosis profunda y no ocasiona los síntomas irritativos que producen otros sistemas de láser o la RTU de próstata.

  • La sonda vesical puede retirarse a las 12 horas. Con la RTU la sonda se retira a los 5-6 días.
  • La estancia hospitalaria es de unas 24 horas. Con la RTU el paciente permanece en la clínica 5-6 días.

 

Información de interés sobre la vaporización prostática por láser

 

Antes de la intervención quirúrgica

 Usted ingresa el día de la operación, para ello una vez levantado realiza un lavado de cuerpo entero, un desayuno normal o ligero, nunca copioso, tras el cual ya no podrá ingerir alimento sólido ni líquido, a no ser que le haya indicado el médico alguna otra orden.

Tras su aseo personal, se deberá poner una lavativa que previamente ha adquirido en la farmacia con el fin de mantener la ampolla rectal vacía y asegurar más limpieza quirúrgica.

Atenderá los consejos y recomendaciones que le haya dado el anestesista como, por ejemplo, retirar alguna de las medicaciones que estaba tomando, o tomar otras nuevas.

Con la hoja de ingreso que se le ha dado en la consulta y equipo personal que considere necesario acudirá al hospital donde será atendido por nuestro personal especializado.

 

En el quirófano

Una vez en el quirófano será recibido por el anestesista y equipo de enfermería, se le canalizará un vena periférica y se le anestesiará (normalmente de medio cuerpo para abajo o anestesia raquídea).

A través de la uretra se le introducirá un instrumento armado con una fibra láser del tipo Tulium mediante la cual se le realizará una vaporesección prostática. De este modo, se eliminará el tejido adenomatoso a modo de ¨gajos de naranja¨ que irán almacenándose en la vejiga extrayéndose estos al final de la operación.

La duración de la operación dependerá del volumen de la glándula, variando entre una y tres horas .El tejido extirpado será remitido a anatomía patológica para su análisis.

 

Después de la intervención quirúrgica

Una vez concluida la intervención, usted tendrá canalizada una vena periférica y portará una sonda uretral, la que irá conectada a un lavador (para que su orina se vaya aclarando) y a una bolsa de recogida de orina.

Durante un tiempo estará controlado en la unidad de recuperación postanestésica, para luego llevarle a su habitación, donde permanecerá hasta el día siguiente, momento en que se le retirará la sonda urinaria y se le dará el alta (siempre que no haya ninguna incidencia que lo contraindique).

Con motivo de aliviar síntomas irritativos que se le pueden presentar, se le indicará la toma de un anti inflamatorio por 15 días, y profilácticamente un antibiótico.

Deberá tener una actividad moderada al menos hasta que la orina se aclare. Debido al desprendimiento de alguna escara puede tener un sangrado tardío que no es raro ni indica ninguna complicación, usted debe aumentar su ingesta hídrica y hacer reposo hasta que la orina se le aclare.

La urgencia miccional con escozor y apremio poco a poco irán desapareciendo.

Entre los 15 días y un mes deberá acudir a las consultas de urología donde será visto por uno de nosotros y se le informará del resultado de los análisis del tejido extirpado.

Como complicaciones tardías o a largo plazo usted puede presentar estenosis de uretra, esclerosis de cuello, eyaculación retrograda y disfunción eréctil, todo ello con una muy baja incidencia pero que están descritas en la literatura científica, y cada una de ellas con su solución correspondiente.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR