Chequeo urológico

 

¿Qué es?

El chequeo de próstata consiste en la exploración de la próstata de manera regular antes de que aparezca cualquier tipo de síntoma.

Se debe realizar de forma periódica para prevenir y detectar precozmente cualquier alteración, especialmente el cáncer. De este modo, se podrá tratar con muchas más probabilidades de éxito y curación.

La edad idónea para hacerse un chequeo es a partir de los 45 ó 50 años. Si los resultados son negativos (es decir, no hay existencia de patología), no suele ser necesario repetirlos hasta un año después.

 

Chequeo

 

Diagnóstico

  • El chequeo consiste en hacer un análisis denominado PSA (Antígeno Prostático Específico). Si el resultado de la prueba es elevado nos está indicando que existe la posibilidad de padecer un cáncer prostático, aunque estos resultados pueden verse alterados por otro tipo de circunstancias.

En ocasiones, la presencia de infecciones urinarias o inflamación de próstata o haber efectuado unos días antes un tacto o exploración rectal pueden hacer aumentar el PSA y no ser indicativo forzoso de tumor.

  • Junto con el análisis, procederemos a la palpación directa de la próstata mediante el tacto rectal. Esta exploración no debe ser dolorosa, siendo importante que el paciente se encuentre relajado, ya que en caso contrario puede producirse espasmos y contracturas del esfínter, que es la verdadera causa del dolor.

Mediante esta maniobra, se apreciará perfectamente la próstata y cualquier anomalía sospechosa.

  • Este estudio se complementará con una ecografía que servirá para tener un conocimiento exhaustivo de las vías urinarias y riñones del paciente con el objetivo de que no pasen inadvertidas otras afecciones urológicas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR