Cáncer de riñón

 

El tratamiento de los tumores malignos de riñón se basa fundamentalmente en la cirugía.

En TecnoUrology practicamos de forma rutinaria, en nuestro centro, la vía laparoscópica mínimamente invasiva. De este modo, conseguimos la exeresis del riñón tumoral o parte de él, con mínimo dolor, mejor recuperación del paciente y menor alteración estética / cicatriz, sin comprometer el pronóstico o la curación.

En las masas renales de pequeño tamaño y en otros casos determinados, disponemos también de amplia experiencia en la ablación con radiofrecuencia. Se trata de un tratamiento eficaz y con mínimas complicaciones, aunque no llega a los controles que se consiguen con la cirugía.

El Hospital Quirón Bizkaia dispone de un departamento de oncología médica de alto prestigio a nivel nacional e internacional, estando a nuestra disposición (por si fuera preciso) otros tratamientos complementarios a la cirugía.

 

Desarrollo

Los tumores de riñón pueden tener dos orígenes. Un grupo de tumores se origina en la porción del riñón que se encarga de formar la orina y se denomina parénquima. El otro grupo de tumores se origina en lo que se denomina sistema excretor, que es la parte del riñón que tiene la función de conducir la orina desde el riñón hacia el uréter y a través de éste a la vejiga.

Los tumores renales representan el 3% de todos los tumores malignos, aunque su frecuencia está en aumento por el uso tan difundido de estudios por imagen y el aumento de la esperanza de vida de la población.

Son más frecuentes en los hombres que en las mujeres entre los 55 y 65 años.

 

Tipos

El tumor renal maligno más ordinario es el carcinoma de células claras con diversos grados de malignidad. También nos podemos encontrar con tumores renales benignos, aunque son menos habituales.

 

Síntomas

Aunque el cáncer de riñón puede adquirir un gran tamaño sin ofrecer síntomas, algunas formas de presentación son:

  • La hematuria (sangre en la orina)
  • El dolor, que puede ser a nivel lumbar o en el abdomen. Se caracteriza por una sensación de pesadez o de opresión sobre la zona afectada
  • La palpación de una masa en el abdomen

 

Diagnóstico

Con la ecografía y la tomografía computerizada se llega a un diagnóstico de certeza en la mayoría de los casos.

 

Tratamiento

El tratamiento de los tumores malignos del riñón se asienta fundamentalmente en la cirugía, bien convencional a cielo abierto o por vía laparoscópica.

  • La vía laparoscópica

Consiste en la exeresis del riñón tumoral o parte de él, a través de pequeños orificios en la piel, lo que comporta menos dolor, mejor recuperación y menos alteración estética. Esta última es la que practicamos rutinariamente en nuestro centro, habiendo demostrado el mismo control de la enfermedad que las técnicas de exeresis a cielo abierto.

Consiste en extraer todo o parte del riñón conjuntamente con la grasa que lo rodea.

  • Quimioterapia y radioterapia

La eficacia de estos tratamientos complementario son limitadas. Aunque actualmente existen perspectivas crecientes en cuanto al tratamiento sistémico con nuevas dianas terapéuticas moleculares como los inhibidores del mTOR y terapias antiangiogenicas (Ac monoclonales dirigidos contra el VEGF e inhibidores de la actividad tirosin Kinasa).

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR