Cáncer de próstata

 

En TecnoUrology somos expertos en combatir el cáncer de próstata a través de la prostatectomia radical realizada vía laparoscópica. Es una técnica mínimamente invasiva, que conlleva menos efectos secundarios y mejor recuperación del paciente.

Nuestro equipo médico, con más de 8 años de experiencia, busca la curación, el alivio y el bienestar del paciente y sus familiares. Para ello, basará su actuación en conseguir un diagnóstico precoz, el empleo de tecnología terapéutica avanzada y un seguimiento prolongado por si fuera preciso nuevas alternativas terapéuticas.

 

¿Qué es?

La próstata es una de las glándulas sexuales masculinas. Tiene el tamaño de una nuez y está situada debajo de la vejiga y parte de la uretra, por delante del recto. Su función es la secreción de un líquido blanquecino y viscoso, que se mezcla con el esperma en el momento de la eyaculación. El cáncer de próstata es uno de los tumores malignos más frecuentes en el hombre junto con el cáncer de pulmón. Se desarrolla en la glándula prostática por un crecimiento descontrolado de las células prostáticas.

 

Cancer de Prostata

 

  • Se desarrolla, en mayor medida, en los países desarrollados
  • En nuestro entorno geográfico la incidencia se encuentra por encima de los 50 casos anuales por cada 100.000 habitantes
  • Rara vez lo padecen los hombres con edad inferior a 50 años
  • El porcentaje de casos aumenta con la edad
  • Su aparición está influenciada por la presencia de las hormonas masculinas, los andrógenos
  • El riesgo de sufrir esta enfermedad aumenta considerablemente en familias en las que uno de sus miembros, como el padre o un hermano, han tenido cáncer de próstata
  • La detección y el tratamiento tempranos aumentan las perspectivas de curación
  • El cáncer de próstata es un tipo de cáncer que crece lentamente
  • Cuando se desarrolla en edades avanzadas de la vida, la repercusión puede ser mínima

 

Tipos

  • Cáncer de próstata localizado

El proceso está dentro de los límites normales de la glándula prostática, por lo que se intentarán tratamientos curativos.

  • Cáncer de próstata no localizado o avanzado

El proceso ha excedido los límites de la próstata y sólo se podrán efectuar tratamientos paliativos.

 

Síntomas

Cuando el cáncer está localizado, generalmente no presenta ningún síntoma. Si el proceso esta avanzado, muchas veces el diagnóstico se efectúa por los síntomas que genera el compromiso de otros órganos o estructuras, siendo muy común la afectación del sistema óseo  (principalmente de las vertebras de la columna lumbar).

 

Diagnóstico

La supervivencia del paciente con cáncer de próstata depende de numerosos factores, siendo el más importante el diagnostico precoz. La sospecha de un cáncer prostático en fases iniciales es posible en base a un simple análisis de sangre que nos determine el valor del PSA. Se aconseja que los hombres a partir de los 50 años acudan al urólogo una vez al año para realizar un chequeo prostático, que consiste en la realización de una analítica sanguínea (PSA), ecografía abdominopélvica y, si es preciso, un tacto rectal. En función de los resultados indicaremos la realización o no de biopsia prostática.

 

  • PSA

Es una proteína producida por la glándula prostática que forma parte del líquido seminal y que su función es licuar el coágulo seminal. Los valores normales no deben pasar de 4 ng/ml. Tenemos que tener en cuenta que hay patologías prostáticas, como la prostatitis (infección de la próstata), que también pueden elevar el PSA sin que ello indique cáncer de próstata.

  • Biopsia Prostática

Cuando los valores de PSA y/o el tacto rectal son anormales puede estar indicada la realización de una biopsia prostática. La biopsia se realiza SIN DOLOR a través del recto dirigida mediante ecografía trans-rectal, pudiendo tomarse 10 o más muestras según sean necesarias.

En caso de diagnosticarse un cáncer de próstata, el médico patólogo realizará la evaluación del grado de agresividad del tumor, lo que se denomina escala de Gleason, que los diferencia con una puntuación de 2 a 10, siendo 2 el menos agresivo y 10 el de mayor agresividad. Si existe sospecha de enfermedad avanzada es necesario realizar TAC, RMN o Gammagrafía ósea para el estudio de extensión de la enfermedad.

 

Tratamiento

El tratamiento del cáncer de próstata es sumamente individualizado, por lo que deben considerarse varios factores; estadio de la enfermedad, antecedentes médicos del paciente, edad, estado de salud y esperanza de vida.

En la actualidad contamos con diferentes tipos de tratamiento:

Extirpación de la glándula prostática y de las vesículas seminales. Posteriormente se reconstruye la vía urinaria uniendo la vejiga a la uretra. Esta técnica se puede realizar mediante cirugía abierta, por laparoscopia o laparoscopia robótica (Da Vinci). Independientemente de la técnica utilizada, en todas existe la misma posibilidad de impotencia sexual, por sección de los nervios erectores, e incontinencia urinaria, que se presenta en una proporción mucho menor.

  • Radioterapia 3D

Esta alternativa posee mínimas complicaciones a largo plazo aunque, al igual que con las intervenciones quirúrgicas, algunos pacientes podrán desarrollar cierto grado de disfunción eréctil y, en menos casos, incontinencia urinaria.

  • La radiación intersticial o braquiterapia

Se efectúa mediante el implante de semillas radioactivas en la próstata. El procedimiento se realiza con anestesia y la implantación de semillas bajo control ecográfico.

Otros tratamientos menos estudiados son: Crioterapia, HIFU.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR